Sobre Héctor

Héctor en plena juventud

Héctor en plena juventud

La llegada del sacerdote Jesús Héctor Gallego a Santa Fe, marcó la historia de este distrito, nunca jamás olvidada.
El sacerdote Jesús Héctor Gallego, siendo seminarista, llega por primera vez a Panamá y se incorpora en la vida de los Veragüenses el 5 de febrero de 1967; realiza sus primeras prácticas religiosas como diácono en la Parroquia del Distrito de San Francisco. Su trabajo diario se centro en el movimiento familiar Cristiano y su labor pastoral de la Parroquia y con los jóvenes del Grupo “San Francisco Mejor”.
El 12 julio de 1967 regresa a su tierra natal Colombia y el 16 del mismo mes es ordenado Sacerdote por Monseñor Marcos Gregorio McGrath. Regresa a Panamá el 13 de Agosto del mismo año y su primera misa la celebra en el templo de la Parroquia de San Francisco; el 20 de Agosto marcha de inmediato a Santa Fe para comenzar la organización de su futura Parroquia.
En el verano del año 1968 es nombrado Párroco del Distrito de Santa Fe por Monseñor McGrath; es decir, se funda la Parroquia de Santa Fe siendo Héctor el Primer Párroco. Inicia su trabajo pastoral con un grupo de seminaristas, después de visitar todas las comunidades de Santa Fe, un área muy difícil por sus montañas y su población muy dispersa. Héctor organiza el Distrito en centros de comunidad circundantes, inicia las reuniones de estudio del Evangelio para la formación de las comunidades de base en el Pueblo de Santa Fe y en los diferentes Centros Comunales.
Este era un distrito totalmente abandonado por falta de vías de comunicación: el campesino de esa región era esencialmente analfabeto, pobre, con mala salud y completamente disperso.
Al llegar Héctor a Santa Fe, inicia un arduo trabajo de evangelización, concientización y trabajo en equipo con los campesinos de esa región, a fin de mejorar sus condiciones de vida.  Pero esto no fue fácil para él: frecuentemente fue molestado, investigado, vivió la escasez de la comida, la pobreza en el vestir, fue encarcelado y por último trágicamente secuestrado.
El padre Gallego fue secuestrado por defender la causa de los pobres, a los campesinos de Santa Fe, él vivió la autenticidad de una vida Cristiana; es decir, un hombre entregado a la comunidad.
Sin duda alguna la desaparición física del padre Héctor Gallego, fue uno de los acontecimientos más dolorosos para el pueblo panameño.
Ante este hecho los campesinos Santafereños fueron los más afectados, ya que por un momento sintieron una gran soledad y desamparo, pero un buen grupo de ellos aún le recuerda y han continuado su trabajo, y cada año organizan una serie de actividades con el propósito de rendirle homenaje a este inigualable sacerdote.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Héctor Gallego y el Movimiento Campesino:

El Padre Jesús Héctor Gallego organiza el Movimiento Popular Cristiano de Santa Fe, con valores y principios comunitarios, donde tuvo su resonancia a nivel nacional, logrando presentar una propuesta Presidencial, candidato a la presidencia de la República el señor Ricardo Barría, campesino de la provincia de Veraguas. Este movimiento ha sobrevivido durante todos estos años y se ha encalado en movimientos de otras regiones de los Países Centroamericanos.

Sus primeras acciones pastorales:

  • Conocer la realidad de los campesinos de Santa Fe.
  • Establecer un plan pastoral de Evangelización.
  • Organiza la descentralización del distrito en centros comunales, en toda el área de Santa Fe; donde construye con la comunidad, las casa comunales, para realizar reuniones, cursillos y seminarios de capacitaciones y formación a los campesinos

Logros en Santa Fe por su trabajo:

  • Creación del Movimiento Popular Cristiano de Santa Fe.
  • Creación de la Cooperativa la Esperanza de los Campesinos.
  • Organización de la Juventud y amas de casa (Mujeres).
  • Creación de los grupos de base de producción comunitaria.
  • Creación de la Escuela de Formación para Adultos, aprender a leer, escribir.
  • Conexiones con las luchas de las organizaciones populares del país.
  • Un sistema montado y funcionando de temas que se analizaban en reuniones, talleres de reflexiones, en todas las comunidades.

Metodología:

Uno de los instrumentos metodológicos fueron las orientaciones de Pablo Freire, donde se generó la reflexión, el análisis crítico de la realidad, despertando conciencia y conocimiento, a través de la creación del conversatorio, girar sobre un punto para luego tomar decisiones. Los círculos de estudios se refiere a que todos los asistentes en orden del círculo tienen que opinar sobre el punto o tema que se está analizando.

  • visitas a las comunidades bajo programación mensuales
  • seminario de liderazgo
  • cultos dominicales de reflexión y análisis de la realidad
  • descentralización de la parroquia, en centros comunales
  • organización comunitaria de la población
  • círculos de estudios, para promover el diálogo y el conocimiento
  • se inculcaba los valores y principios humanos y comunitarios
  • temas de formación cristiana

 

Anuncios